Inicio » Consejos para tu ecommerce » Consejos para crear una tienda online y no fracasar en el intento

Consejos para crear una tienda online y no fracasar en el intento

05/03/2018
0

Si tienes pensado crear tu propio negocio online y eres nuevo en esto, probablemente tendrás muchas dudas acerca de los detalles importantes a tener muy en cuenta a la hora de construír nuestro e-commerce si queremos empezar con buen pié y crecer en el futuro. Empezaremos por lo más básico, pero fundamental para evitar problemas posteriores.

1) Realizar un estudio de mercado.

Lo primerísimo que deberíamos de hacer es realizar un cálculo estimatorio en la medida que podamos sobre la demanda que puedan tener nuestros productos. Google nos ofrece herramientas útiles como Google Trends  que nos permiten observar las tendencias de búsqueda por palabras clave a lo largo del tiempo desde que Google tiene registros. Con un primer vistazo a las estadísticas podemos comprobar si nuestro producto es solicitado y además sabremos en qué épocas o momentos determinados del año existen picos al alza en su demanda por distintas razones (periódos de rebajas, días especiales, artículos de temporada, etc)

2) Diseño orientado a la visualización en dispositivos móviles.

Ya a principios del 2018 se ha comprobado que casi el 60% de los usuarios que realizan compras a través de internet lo hacen desde su móvil o tablet. Esta tendencia se mantiene al alza, por lo que parece lógico que cobre importancia el hecho de que nuestra plataforma se visualice y funcione correctamente en este tipo de dispositivos móviles. Si un cliente quiere comprar tu producto desde su teléfono y por ejemplo no encuentra el botón de pagar  (porque está flotando escondido en algún lugar en el limbo) perderemos esa compra y lo que es peor, el cliente jamás volverá a nuestra tienda, ni la recomendará.

Dicho esto, tampoco deberemos dejar de lado el diseño orientado a los televisores u ordenadores de sobremesa. Como dicen en nuestra tierra, nunca se sabe por dónde saltará la liebre…

3) Cuidado con la tecnología con la que construímos nuestra plataforma.

Debemos de asegurarnos que los cimientos de nuestro ecommerce son los adecuados, están construídos con buenos materiales, y nos permiten ampliar el negocio en un futuro si fuera necesario, sin que ello suponga demasiado trastorno. “Ojo cuidao” con ciertas plataformas que pululan por la red y que nos ofrecen páginas web y tiendas virtuales baratas, rápidas y tan fáciles de manejar que hasta un chimpancé puede construírlas y controlarlas sin esfuerzo ni conocimientos. A la larga nos daremos cuenta de que estas tecnologías NO permiten la personalización avanzada, ni la implementación de funcionalidades nuevas, por lo que nuestro negocio no podrá crecer  y nos veremos obligados a cambiar de tecnología.

Si quieres tener éxito, debes saber hasta dónde puedes llegar tú mismo y qué cosas debes delegar a profesionales o expertos para garantizar la calidad de tu negocio. Puesto que tu tienda virtual va a ser tu herramienta principal para ganar dinero, lo lógico sería que apostaras por la calidad y la funcionalidad, y todo esto por supuesto tiene un precio pero que a la larga descubrirás que ha supuesto una inversión mínima necesaria que se amortiza en poco tiempo.

Nosotros recomendamos, dependiendo del caso, el uso de CMS de código abierto como WordPress (Woocommerce), Prestashop y Magento para grandes plataformas. Por otro lado, también se puede optar por la programación a medida en aquellos casos en los que se prefiera o se necesite algo más exclusivo.

4) La estructura, muy importante para el posicionamiento.

Has de saber que el contenido de tu comercio electrónico tiene que estar debidamente estructurado siguiendo cierta lógica que  Google necesita para que pueda indexar y puntuar tu sitio web de manera correcta. Hablamos de jerarquía de los encabezados, aplicación de negritas, enlaces, imágenes geoposicionadas, con su correspondiente etiqueta “alt” y cuyo peso en el servidor esté optimizado para no ralentizar demasiado los tiempos de carga, estilos aplicados mediante un archivo css externo… y unas cuántas cosas más.

Si cuidamos la estructura, muy probablemente aparezcamos en las búsquedas de Google posicionados por encima de la competencia que no haya reparado en este detalle y sin necesidad de invertir en publicidad. Es el llamado posicionamiento orgánico natural en el cual los buscadores tienen en cuenta éstas y otras características de nuestra plataforma a la hora de ordenar las búsquedas.

5) Trabajar nuestra marca

Por un lado, es fundamental que nuestra imagen  la cuidemos y reparemos en los detalles que la identifican. Debemos respetar los elementos corporativos allá dónde los coloquemos, para que el usuario nos identifique correctamente y no haya lugar a confusión.

Por otro lado, es lógico decir que nuestros productos tienen que ser de calidad y ajustados a  las especificaciones que mostramos en nuestra web. El cliente debe estar contento y satisfecho con el trato recibido. Mantén tu sitio adaptado a la normativa específica relativa a el tratamiento de los datos de tus clientes y usuarios. Informa al usuario de tu política de devoluciones. Utiliza las redes sociales para promocionar tus productos y como medio de atención al cliente. Si alguna vez te hacen un comentario negativo, es preferible responderlo en vez de borrarlo, dándole opciones y soluciones al cliente insatisfecho y conseguir así transformarlo en un comentario positivo. No tengas miedo en invertir un poco en publicidad de pago en las redes sociales o los buscadores, conseguirás llegar a más gente dispuesta a escucharte con menos gasto, si lo comparamos con las acciones publicitarias en medios impresos.

Y sobre todo trabaja duro, sé constante y honesto y seguro alcanzarás el éxito en el medio y largo plazo.

Sé innegablemente bueno. Ningún esfuerzo en marketing es un sustituto para eso.

Anthony Volodkin de Machine

¿Dudas? WhatsAppeanos
Envíanos tus dudas por WhatsApp